Texto Falaz

Este texto ronda en internet a partir de la elección de Felipe Calderón. Hay un video muy famoso en youtube al respecto. Creo que conviene analizarlo, porque la cantidad de subjetividad y de falacias que contiene, lo hacen un texto adecuado para confundir al público, para llevarlo a su extraño objetivo. Las cursivas son mías.

 

La creencia general anterior era que Fox no servía. La creencia general actual es que Calderón no sirve. Y, cuando pase el tiempo, la creencia general será que el que venga después de Calderón tampoco estará sirviendo para nada. Por eso estoy empezando a sospechar que el problema no está en lo ladrón que haya sido Salinas o en lo bocón que sea Fox. El problema esta en nosotros.

 

En el primer párrafo, traslada las fallas de cada presidente a fallas de los mexicanos. Esta es una falacia de Eludir la carga de Prueba. Prácticamente ha exonerado a Salinas y Zedillo del error de diciembre, ha exonerado a los banqueros irresponsables del Fobaproa, ha exonerado a Lopez Portillo del elevado déficit público y ha exonerado a Fox de malgastar los altos precios del petroleo (en su momento) en burocracia. Mágicamente, nosotros somos culpables de todo lo anterior. Me queda claro que ni los campesinos ni los obreros decidieron alzando la mano tales cosas.

 

Nosotros como pueblo. Nosotros como materia prima de un país. Porque pertenezco a un país donde la “viveza” es la moneda que siempre es valorada tanto o más que el dólar. Un país donde hacerse rico de la noche a la mañana es la virtud más preciada que formar una familia a largo plazo, basada en valores y respeto a los demás. Un país donde una persona tapa la salida de un garaje de una casa, y si el afectado toca el claxon para llamar la atención del abusivo y hacer que aparezca para que retire su vehículo, entonces esa persona llega, se molesta y le reclama al dueño de la casa la presión y el escándalo, como si el infractor fuese uno y no ellos. Un país donde hay señoras que con 27 artículos en su carrito del súper, se hacen tontas y se meten en la cola que es para “máximo 10 artículos” y si alguien osa reclamarles o quejarse ante el gerente queda como “soplón”, solo por intentar hacer cumplir una norma tan sencilla. Y si la cajera es quien les señala que deberán pasar a otra caja, inician un diálogo recriminatorio. Un país en donde hay personas que se estacionan en el lugar de los minusválidos o en dónde está prohibido y “les vale”.

 

Aquí hay una falacia de asociación: Asocia que TODOS y cada uno de los mexicanos hacemos lo anterior. En realidad, quienes practican tal cosa son una minoría. Aun más, crea la Falacia del centro de atención de esta minoría: Asume que TODOS los mexicanos somos así, dado que existe una minoría comprobada que actúa de mal manera. En resumen, una Falacia de Generalizacion Apresurada, afirma lo anterior a pesar de que estadísticamente no se ha comprobado o es insuficiente. Tal cosa también ocurre en USA, en Argentina, en China y en España, por citar ejemplos.

 

Pertenezco a un país en donde hay empleados deshonestos que se llevan para su casa hojas de papel, bolígrafos, carpetas, marcadores y todo lo que puedan. Pertenezco a un país donde la gente se siente triunfal si consigue volarse Cablevisión del vecino, donde la gente inventa a la hora de llenar sus declaraciones de Hacienda para no pagar o pagar menos impuestos; en donde los dueños de empresas pagan sueldos mínimos a sus empleados, o no pagan la cuota del Seguro Social. Donde a Carlos Salinas no le reclama ningún medio el que esté disfrutando de lo que robó. Dónde nuestros diputados y senadores trabajan dos días al año y cobran todos los demás como altos ejecutivos. Pertenezco a un país en donde las licencias de conducir, los certificados médicos y los títulos de estudios se pueden “comprar”, sin hacer exámenes. Un país donde desde hace 40 años un vehículo sufre más daños y sale peor parado después que es recuperado por la policía que cuando lo roban los ladrones.

 

Este párrafo presenta lo mismo que el anterior.

 

Un país de gente que esta llena de faltas, pero que disfruta criticando a sus gobernantes, sean inútiles, o sea Fox, porque criticar a los inútiles o criticar a Fox crea una ilusión psicológica que aparentemente eleva la estatura moral y espiritual del que critica. Mientras más le digo rata a Salinas, mejor soy yo como persona, a pesar de que apenas ayer me consiguieron el examen de matemáticas de mañana. ¡Que vivo soy! Mientras más le digo falso a Fox, mejor soy yo como mexicano, a pesar de que apenas esta mañana me fregué a un cliente.

 

Aquí hay una falacia de recurrir a las emociones, de modo que usa la culpa para hacer sentir al lector, que en efecto, es su culpa y debemos, eximir al presidente de lo que se hace mal. En particular, cada persona tiene funciones distintas, cuando se critica al presidente se considera que las funciones que realiza, no son correctas. En efecto, NO es culpa del presidente que haya mordidas en las calles, que haya mal estacionados, que haya basura en las calles o que haya mexicanos copiones; sin embargo el presidente Sí puede ser culpable de tener un gabinete que no sea efectivo, o sí puede ser responsable de un despliegue irresponsable de fuerzas del ejército en cuanto al combate al narcotráfico,  pues son sus atribuciones explícitamente, emanadas de la constitución.

 

No, no, no. Ya basta. Como materia prima de un país, tenemos muchas cosas buenas, pero todavía dejamos mucho que desear. “Viveza” congénita, esa deshonestidad a pequeña escala que después crece y evoluciona hasta convertirse en casos de escándalo como Oscar Espinoza o Mario Villanueva; esa calidad humana que en realidad es falta y carencia de toda verdadera calidad humana, eso, más que Salinas o que Fox, es lo que nos tiene real y francamente jodidos. Porque, aunque Calderón renunciara hoy mismo, el próximo presidente que lo suceda tendrá que seguir trabajando con la misma materia prima defectuosa, que como pueblo, somos nosotros mismos. Y no podrá hacer nada, igual que no hicieron nada los mediocres, igual que no esta haciendo nada Calderón ni fox.

 

Nuevamente otra falacia, Calderón NO trabaja con todos los mexicanos, trabaja con un gabinete, el cual puede remover a su antojo, Si este gabinete se compone de materia prima defectuosa, Calderón tiene que estar al tanto de tal cosa, y remover malos elementos, en la medida que sea necesario. Y esa es su función, nuevamente, por mandato constitucional. Calderón NO trabaja con el campesino o con el obrero.

 

No tengo ninguna garantía de que López Obrador o el que sea lo pueda hacer mejor. Y mientras nadie señale un camino destinado a erradicar primero los vicios que tenemos como pueblo, nadie servirá. Ni sirvió Salinas, ni sirvió Zedillo, ni sirvió Fox, ni servirá Calderón o el que venga, o ¿qué?, ¿necesitamos traer un Pinochet, para que nos haga cumplir la ley a la fuerza y por medio del terror y la dictadura? A ver si así cumplimos y hacemos cumplir las leyes desde las más elementales hasta las de nuestra Constitución que todos la manejamos o hacemos a nuestro modo lo mismo que nuestros legisladores. Aquí hace falta otra cosa.

 

Una falacia ad Verecundiam, afirma que la solución podría ser traer a Pinochet (o a un dictador) para resolver nuestros problemas, en particular, afirma de manera falaz que pinochet fue bueno y un gran presidente, lo cual carece de sustento y para el caso particular mexicano es irrelevante a su situación histórica. Visto de otra manera, el texto afirma de manera silenciosa que “obedecer ciegamente sin reprochar nada al presidente en turno nos hará mejores mexicanos” Es decir, si Calderón nos dice: “date un balazo, porque eres mala materia prima”, deberíamos hacerle caso.

 

 

Algo más que cacerolazos, plantones o cierres de carreteras. Y mientras esa “otra cosa” no empiece a surgir desde abajo hacia arriba, o desde arriba hacia abajo, o del centro para los lados, o como quiera, seguiremos igualmente condenados, igualmente estancados. Es muy sabroso ser mexicano y vivir a la “mexicana” pero cuando esa mexicanidad autóctona empieza a hacerle daño a nuestras posibilidades de desarrollo como Nación, ahí la cosa cambia…

 

Una falacia de conclusión irrelevante, afirma que la mexicanidad autóctona es la que impide avanzar a México. En particular, ¿a que mexicanidad se refiere? ¿A los mexicanos ingeniosos? ¿A los mexicanos sumisos y obedientes? ¿A los mexicanos luchones del día con día? ¿A los mexicanos creativos que trabajan todos los días de lo que sea para ganarse el pan de cada día? ¿A los mexicanos hambrientos? ¿A los mexicanos agachones que aceptan las migajas que pagan en las empresas? En cualquier caso, la mexicanidad autoctona ni siquiera la define el autor, por tanto su texto es vago en extremo. Con respecto a los plantones, un ejemplo posible es que mientras acá en México hacen un paro sólo en el DF, en Francia hacen un paro nacional que ocupa muchas ciudades importantes de Francia. O en Noruega hacen un paro un millón de habitantes, (casi un quinto de su población) ¿Esto indica que ellos están peor que nosotros?

 

Lo siento. Pero no protestare mas, más bien prefiero encenderle una velita a los Santos, a ver si, en vez de seguir esperando un Mesías, comenzamos cada uno de nosotros a ser guiados por algo o por alguien que termine convirtiéndonos a cada uno de nosotros en nuestro propio Mesías, para nosotros y para los otros. Suerte con sus protestas. Pero creo que, de todos modos, como país de verdades, igual hemos estado a oscuras los últimos 70 ó 90 años.

 

Afirma una falacia de la verdad a medias, indica que hemos estado a oscuras los últimos 70 o 90 años. Si bien es cierto que ha habido crisis, inflación, desempleo, pobreza y falta de producción, entre otras cosas, al parecer niega los avances que se han obtenido en esos mismos 90 años de los que habla. No todo ha sido oscuridad, de lo contrario, deberíamos estar en una pobreza brutal, peor que la subsahariana. Aún mas, los países que están peor que nosotros, ¿se atrevería el texto a afirmar que su materia prima de habitantes es peor?

 

Ojala que cambiemos todos, porque si no, cambiar de Presidentes o de Partidos no cambiará nada. Porque cambiar de Presidentes, sin que cambiemos nosotros, es lograr que nada cambie jamás. Piénsalo, y, si te cuadra, cambiemos nuestro comportamiento.

 

Aquí una falacia de generalización inapropiada, porque probablemente todos seamos buenos, pero eso no involucra que quien esté en el poder sea bueno también, ambos eventos son independientes.

 

Al final tantas falacias no hacen más que lograr que este texto resulte tendencioso en su origen. Mucha gente termina leyéndolo con una sensación de culpabilidad o de “hoy voy a cambiar”. En realidad, busca ser subjetivo, convencer al lector con mecanismos falaces y persuasivos, y en cambio, de ninguna manera presentar la realidad de la coyuntura política o aún menos, nuestra realidad histórica.

 

Elías Ruiz.

Publicado por

eliasruiz

Serio, prudente para tomar decisiones, reflexivo, me gusta de disfrutar de una buena conversación a lo largo de una tarde. Me gusta aprender algo cada día. Me gusta disfrutar de la compañia de las personas que aprecio.

Un comentario sobre “Texto Falaz”

  1. malinchismo puroaaah que rabia >_<pero valla que lo pones en su lugar con claseese articulo deberia de venir con tu aporte para que no engañe a mas personasmuy buen articulome hiciste recordar mis clases de filosofia y mira que el profesor se aventaba una clase de monologo de 2 hrssi si era mejor que ver a Adal Ramones xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s