Sobre la Neurosis

Neurosis: pensé que era un naranjo y me sorprendí cuando vi cerezas. Y más cuando al principio creía que eran uvas.

Es difícil aceptar la realidad cuando tus métodos de amplificación y comprensión no funcionan bien, o por lo menos los filtros que permiten separar las capas de la realidad se atrofian.
En la neurosis, para empezar, no es una enfermedad, sino un trastorno. No se atrofia el pensamiento interno, ni las inteligencias sagradas como la lógico-matemática o la verbal.

Simplemente, en un estado neurótico, recibimos una información muy distorsionada de la realidad, por lo que poco puede hacer nuestra mente para comprender (y tratar de re-arreglar) lo que ya está muy distorsionado.
En estos filtros neuróticos no sabes exactamente que puedes interpretar del resultado, vez algo parecido a lo real, pero agrega y quita información.

Cuando esta información ocurre, los pensamientos se vuelven inconexos. Se pretende hilar cosas que van sucediendo como un intento desesperado de tratar de entender la realidad, porque se nos presenta de una manera muy confusa. Pero ese intento lamentablemente está condenado al sufrimiento, porque nuevamente, repito, hay que recordar, que nuestro material con el que vamos a trabajar no sirve. No es un material ni cierto, ni adecuado ni real. Es producto de un filtro neurótico que se inserta en nuestra mente.

¿Por qué se generan esos "filtros neuróticos"?
Normalmente, por abandono, por falta de amor, por incapacidad de dar amor, por pérdida de un ser querido, por divorcio no deseado, por cambios muy bruscos del status quo, por obsesión a no perder algo. En otros casos puede ser, no quedar en la universidad, perder en los estudios, un amor no correspondido, etc.

Normalmente son cosas que nos volvemos asiduos a ellas. Un estudiante brillante no soportará haber reprobado un examen y al menos la primera vez, no se comportará con serenidad.
Una mujer enamorada de su pareja no podrá creer que ahora él esté con otra mujer. Un niño o un adolescente se le dificultará creer que sus padres se odian y por ello se divorcian ¿es que acaso él tuvo la culpa?

La neurosis va plagada de miedos, sentimientos de culpa, celos, rencores, resentimientos de la persona dolida, sensación de autocompasión, esto es, sentirse lástima por ellos mismos, o sentimientos de que la salida es el suicidio. Fabrican asesinatos de "falsos culpables" dentro de su mente varias veces al día, lastiman a las personas que mas quieren acusándolos de que "no los comprenden"… en realidad no es que los comprendan sino que las otras personas no saben que padece una neurosis y terminan no entendiendo porqué esa persona ve las cosas de una manera tan catastrófica.

La neurosis, repito, no destruye la inteligencia del individuo, inclusive es interesante observarla en personas con alto coeficiente intelectual, y aquí, como su razonamiento es poderoso, sus constructos de "como son las cosas" son sumamente complejos, erróneos y caóticos, unas veces sienten odio y rabia y otras veces sienten miedo y necesidad de ser protegidos.

Finalmente la persona neurótica poco a poco al sentirse incomprendida se va alejando de la realidad, al creer que el mundo exterior confabula contra él, haciendo poco posible el entendimiento de la realidad. Termina encerrándose en sí misma adquiriendo otras condiciones mentales que agravan su situación, como pueden ser: fobias, paranoia, psicopatía, Trastornos de ansiedad Generalizada (TAG), entre otras.

La base para iniciar el proceso de curación del paciente, consiste en detectar el origen de su ansiedad, para encontrar el origen de su neurosis. Y comprender que un filtro está afectando todo lo que el ve, todo lo que el siente, y por tanto altera lo que él dice y lo que él hace.

Estos efectos son los que empiezan a notar las personas que le rodean. Un neurótico puede fácilmente decidir correr a buscar aparentemente nada y luego regresar, sin haber logrado un objetivo. En la neurosis los objetivos se pierden porque la confusión impide ordenar la mente de modo que nuevamente trabaje basada en objetivos.

¿Cómo fabricamos una neurosis artificial en un niño? Muy sencillo, cambiemos las respuestas a ciertos estímulos a fin de confundirlo. Podríamos hacer que cada que haga sonar algo (una sonaja), inmediatamente se le traiga comida o leche. Posteriormente hagamos confundirlo variando eso que hace sonar (digamos una sonaja) y responderle con un ruido violento, que lo haga llorar. Ahora el niño tendrá miedo de hacer sonar al juguete, pues desconoce si se le traerá comida o recibirá el ruido desagradable. Y listo, hemos confundido la interpretación de la realidad del niño y le habremos fabricado miedos, confusiones, resentimientos, sensaciones de ira, y necesidad de ser alimentado y amado. (El experimento está inspirado en los trabajos de Ivan Pavlov).

Esencialmente esa es la base de la neurosis. Lo importante en personas adultas es no centrarse en los porqués de la neurosis, sino en aprender a controlarla. En tratar de despegarse de las cosas que le afectan, en comprender que su comportamiento daña a otras personas, y en “no hacer caso” de sus impulsos neuróticos. Para poder realizar esto, el paciente tiene que estar conciente de que muchas de las cosas que hace y piensa, son producto de su neurosis. Un paciente neurótico, es extremadamente sensible. Será entonces cuando haya que aplicar terapias de desensibilización (si es que éstas llegan a parecer fobias).

 

Finalmente, es recomendable emplear alternativas que ayuden a reducir los efectos de la neurosis, ejemplos de esto son cambiar los hábitos de alimentación. Fumar, beber, consumir mucha azúcar, café y chocolate, puede agravar la situación. De modo que es aconsejable eliminarlos de la dieta. En otros casos si la neurosis es disparada con el círculo social que ocurre en su escuela, casa o trabajo, es recomendable alejarse del mismo. Puede ser una decisión difícil, ya que no todos están en condiciones de cambiarse de escuela, cambiar de casa, o renunciar a su trabajo. Pero en ocasiones llega a ser la única salida.

 

Al final el pronóstico es bueno, muchas veces en el neurótico ocurre la sensación de que su condición es mas grave de lo que es, y cuando logra superarla el resultado es un aprendizaje valioso para la vida, que le permitirá conducirse con mayor madurez ante otros eventos de ansiedad que puedan desencadenar una neurosis.

 

Publicado por

eliasruiz

Serio, prudente para tomar decisiones, reflexivo, me gusta de disfrutar de una buena conversación a lo largo de una tarde. Me gusta aprender algo cada día. Me gusta disfrutar de la compañia de las personas que aprecio.

5 comentarios sobre “Sobre la Neurosis”

  1. yo realmente, lo felicito, y estoy muy orgullosa de ust. porque tiene una mente maravillosa el platicar con ust. o leer sus articulos me deja asombrada porque sabe de todos los temas,es ust. una persona muy valiosa.deseo que siga cultivandose como hasta ahora y le deseo muchos exitos en su vida. Que estoy segura los tendra. lo quiero con todo mi corazon. shl.

  2. Muy buena entrada, mi buen!🙂 Fijate que estoy de acuerdo contigo: muchas de las neurosis que padecemos se inician como fruto de un condicionamiento casual (desafortundamente a veces puede ser con conocimiento de causa😦 ). Me agrada que te interesen tanto los temas de psicología! Serías un buen psicólogo! Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s