La misteriosa jarra para el té.

Es muy común entre la gente creyente asumir la siguiente falacia:
"Dios existe porque, aunque tal vez nosotros no podamos probar su existencia, igualmente, los ateos no pueden probar su inexistencia".
 
A este enunciado se le conoce como "falacia de eludir la carga de prueba", en donde se asume la veracidad de un enunciado sin aportar pruebas de su certeza.
En breve si alguien afirma algo, es deber de quien lo afirma demostrar su certeza. No es deber de quien no lo afirma, negarlo. Esto último es ridículo.
 
Para comprender mejor lo anterior, cito a Bertrand Russell:
 
Muchas personas ortodoxas hablan como si fuese la responsabilidad de los escépticos desprobar ciertos dogmas en vez de que sea la responsabilidad de los dogmáticos el probarlos. Esto es; por supuesto, un error. Si yo sugiriese que entre la Tierra y Marte hay una jarra de porcelana para té dando vueltas alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie sería capaz de desprobar mi afirmación debido a que yo fui cuidadoso en añadir que la jarra de té es tan pequeña que no puede ser vista ni por el más poderoso de nuestros telescopios. Pero si yo continuase para añadir además que como mi afirmación no puede ser desprobada, sería una intolerable presunción de la razón humana dudar de ella, debe pensarse correctamente de mí que estoy hablando sin sentido. Si; en cambio, la existencia de tal jarra de te fuese afirmada en un libro de la antigüedad, enseñada como una verdad sagrada cada domingo e introducida gradualmente en la mente de los niños en las escuelas, dudar en creer en su existencia se convertiría en una marca de excentricidad y daría derecho a enviar a quien duda al psiquiatra en la  era de la ilustración o al inquisidor en tiempos más antiguos.
— Bertrand Russell
Ciertamente, nadie en el mundo adora las teteras…, suena bastante ridículo… o al menos no para una secta de malasia ¡cuak!
 
Así que a los amigos creyentes, nunca, pero nunca usen ese argumento, porque es, en el mejor de los casos, ridículo e infantil. Invéntense otra cosa, pero eso, nunca. porque insultan su propia inteligencia.

Publicado por

eliasruiz

Serio, prudente para tomar decisiones, reflexivo, me gusta de disfrutar de una buena conversación a lo largo de una tarde. Me gusta aprender algo cada día. Me gusta disfrutar de la compañia de las personas que aprecio.

3 comentarios sobre “La misteriosa jarra para el té.”

  1. Mi estimado amigo Elias, me agrada leer tu opinion sobre tus muy variados temas, lo unico que me pregunto es ¿que haces escribiendo a las 4:16 am? jajaja. En fin! Tal vez la inspiracion te llega a esa hora del dia, no lo se. Cuidate, ahh y gracias por el consejo. Te aseguro que no utilizare ese argumento. Cuidate mucho y sigue escribiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s